Tangibilidad de la regulación de los taxis por aplicativo

“No puede permitirse tener un sistema tributario anclado en el pasado”, con esta frase la Ministra de Hacienda María Jesús Montero se expresa por la reciente aprobación del proyecto de ley que crea el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales en España. Traigo a colación ello, pues en Europa por la influencia de las medidas previstas por la OCDE se vienen implementando medidas tributarias para regular los nuevos modelos de negocio digital como son los servicios de taxi por aplicativo.

En el caso de Latinoamérica, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo publicó el informe sobre la Economía Digital para el 2019[1] cuya propuesta principal fue recomendar que los países en vías de desarrollo necesitan políticas fiscales que incluyan el derecho a gravar estas nuevas actividades económicas generadas por el proceso de digitalización.

En ese contexto, nos preguntamos si la regulación peruana cuenta con un marco normativo que regule las reglas de juego aplicable a los servicios de taxi por aplicativo o, en carencia de ello, si existen proyectos de ley.

Naturaleza del servicio de taxi por aplicativo

Entendemos por servicios de taxi por aplicativo aquellos servicios de taxi que implican para su prestación el uso de la tecnología, propiamente de las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) y que supone de la participación de un actor intermediario quien es el encargado de conectar en una mínima cantidad de tiempo al conductor y al pasajero del servicio de taxi.

Por lo tanto, para el desarrollo de dicha actividad económica encontraremos la interacción de 3 agentes: 1. el conductor del servicio de taxi, 2. el pasajero o usuario final del servicio y, 3. como agente intermediario la plataforma digital que cumple la función de conectar o interconectar al pasajero con el conductor del servicio de taxi.

Actualmente, no existe una definición legal para el servicio de taxi por aplicativo. Sin embargo, nos parece interesante los pronunciamientos administrativos acaecidos mediante las Resoluciones No. 009/2015 y No. 075/2015 que dilucidaron la naturaleza de estos servicios dentro del marco normativo de la competencia desleal[2].

Estas resoluciones tuvieron como propósito esclarecer si las empresas[3] que hacían uso del servicio de taxi por aplicativo se encontraban obligadas a cumplir los requisitos de autorización de la Gerencia de Transporte Urbano (GTU), ahora Autoridad de Transporte Urbano (ATU), por ser prestadoras de servicios de taxis, arribándose a la conclusión de que los servicios prestados por aplicativos móviles únicamente consistían en la colocación de taxis mediante el uso de plataformas digitales.

Es decir, para el Indecopi su naturaleza se asemejaría a la de ser un servicio de intermediación o interconexión generado por el uso de una plataforma digital y no un servicio de taxi propiamente.

Partiendo de esta aproximación, analicemos si en el ámbito tributario estos servicios prestados a través del internet cuentan con una normativa que le resultaría aplicable.

Tomando en cuenta la actual redacción de la Ley del Impuesto a la Renta (LIR), estos servicios podrían calificar como servicios digitales. Ahora bien, el Reglamento de la norma en comentario dispone en líneas generales en su artículo 4-A que para la configuración de un servicio digital su uso, consumo o utilización económica se genera cuando se dé la ocurrencia de ciertos supuestos estableciéndose que este servicio sirve para el desarrollo de las actividades económicas de un contribuyente perceptor de rentas de tercera categoría.

Bajo esta premisa, los servicios de taxi por aplicativo no se encontrarían dentro de la hipótesis de incidencia de los servicios digitales, toda vez que no serían prestados a favor de contribuyentes perceptores de rentas de tercera categoría, sino prestados a favor de personas naturales que son los conductores del servicio.

Proyectos de Ley sobre la regulación de los servicios de taxi por aplicativo

Es de mencionar que, contamos con proyectos de ley que analizan la figura de los servicios de taxi por aplicativo. Para efectos del presente artículo, resaltan los dictámenes contenidos en el Proyecto de Ley No. 1505/2016-CR titulado “Proyecto de Ley que crea y regula el servicio privado de transporte a través de plataformas tecnológicas” y lo previsto en el Proyecto de Ley No.  3351/2018-CR cuyo título es “Proyecto de Ley de Regulación del servicio de taxi mediante el uso de aplicativos tecnológicos por dispositivos de internet móvil”.

En el Proyecto de Ley No. 1505/2016- CR, se hace mención en su artículo 3 que la oferta del servicio de transporte privado se ejecutará a través de la intermediación, es decir se daría a entender que la naturaleza del servicio es de intermediación y no un servicio de taxi en sí mismo; sin embargo, se resalta que el servicio de taxi mediante el uso de plataforma virtual no se encontraría regulado.

Asimismo, mediante el Proyecto de Ley No. 3351/2018-CR se resalta la premisa de que son los operadores quienes no reconocen que prestan un servicio privado individual de transporte de pasajeros por medio del argumento de que el servicio es para brindar una plataforma tecnológica – un aplicativo- cuya función es la de conectar a los conductores de taxis con los pasajeros. En base a ello, se autoexcluyen de las obligaciones derivadas de brindar un servicio de taxi, y de sus obligaciones para con los usuarios del servicio; sin embargo, no se desarrollan los aspectos impositivos que serían aplicables.

Adicional a estas propuestas, se emitieron los proyectos de Ley No. 2218/2017-CR y 2687/2017-CR que junto al proyecto de Ley No. 1505/2016-CR fueron parte de un Dictamen del Congreso con el propósito de emitir un Texto Sustitutorio para la regulación de los servicios de taxi por aplicativo; sin embargo, no se propuso una regulación para el ámbito impositivo.

Apreciación crítica

En la actualidad, no existe una regulación que resulte aplicable para el tratamiento tributario de los servicios de taxi por aplicativo móvil, tampoco existen propuestas legislativas sobre cuál sería la regulación aplicable, menos aún se ha previsto si es necesario o no entender dichos servicios desde una perspectiva no tradicionalista de la economía.

Por lo tanto, considero necesario comprender que los servicios de taxi por aplicativo forman parte de un nuevo fenómeno disruptivo de la economía tradicionalista que no responde al desarrollo de actividades económicas dentro de un espacio tangible siendo necesario proponer su regulación desde este nuevo enfoque de la economía.

Finalmente, urge poner a debate la problemática que se genera para la soberanía de los Estados dentro de sus espacios territoriales, pues estas actividades económicas no requieren de espacios físicos para su ejecución, todo ello con la finalidad de lograr un sistema tributario que propicie la justicia fiscal para todos.


[1]El informe completo lo pueden encontrar mediante el siguiente enlace: https://unctad.org/es/PublicationsLibrary/der2019_overview_es.pdf

[2] Son interesantes los pronunciamientos de la Sala de Competencia Desleal del Indecopi, ya que si bien la discusión es entorno a un tema de competencia desleal mediante la que se busca determinar si se podría concluir que se estaría llevando a cabo una prestación de servicio de taxi propiamente dicho, la Sala da luces sobre el análisis de la naturaleza jurídica de dichos servicios.

[3] Como podrá apreciarse en las resoluciones en comentario, las empresas son del rubro de Taxi Remisse.

- Aviso Publicitario-
Vanessa Dávila
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Actualmente, se encuentra cursando la maestría en Política y Gestión Tributaria con mención en Auditoría Tributaria en la Facultad de Contabilidad de la Universidad Mayor de San Marcos (UNMSM). Ex directora del Equipo de Derecho Tributario de la Asociación Taller de Derecho de la PUCP. Se desempeña como asistente legal del área de Tax Consulting en PwC.

Similares

1,424FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
49SeguidoresSeguir
es Spanish
X