¿Siri podría decirnos si tenemos coronavirus?

Si bien su finalidad no es la asistencia médica su capacidad informática, almacenamiento y calidad del sensor es bastante buena para darle un uso clínico. Es más, es posible que la calidad del sensor sea superior a la de un equipo médico usado en pacientes en unidad de cuidados intensivos, como es el caso de los monitores Philips X2 que miden signos vitales, en contraposición a teléfonos inteligentes que tienen veinte veces más capacidad de procesamiento, lo mismo en el caso de los altavoces inteligentes (quizás más), señaló The New York Times.

Es posible que estos asistentes inteligentes puedan identificar a las personas que deberían pasar por las pruebas de descarte de coronavirus. Para ello, compañías como Amazon, Apple y Google tendrían que habilitar que sus plataformas recopilen, analicen y transmitan pasivamente información de salud. Claramente, es necesario que esta información de salud permanezca en el dispositivo local y que solo se comunique a la autoridad de salud pública cuando sea necesario y de forma segura a fin de evitar incidentes de seguridad de datos.

Adicionalmente, sería necesario supervisar a las empresas de tecnología para que no lucren con esos datos y garantizar que desactiven la recopilación de ese tipo de datos en cuanto la crisis de salud termine.

¿Cómo funcionaria? Por ejemplo, en el caso de Alexa, la palabra de activación no sería decir “Alexa”, sino que podría activarse con el sonido de una tos seca. Luego, si identifica una tos persistente, podría activar el cuestionario de síntomas de Covid-19, como lo es la presencia o no de fiebre, fatiga, entre otros. Si es que todo coincide, Alexa podría contactar a su usuario con un servicio de orientación pública designada para Covid-19. Todo esto sin que se comparta la información de audio que obtuvo Alexa.

En la misma línea, es posible que estos asistentes inteligentes también puedan detectar señales acústicas inaudibles, como es el caso del movimiento del pecho de un individuo para identificar su frecuencia respiratoria. Esto en la medida en que el asistente inteligente puede emitir tonos de alta frecuencia por encima del rango de audición humana.

Estos datos podría usarse para identificar a las personas que necesitan hacerse la prueba, así como para rastrear la propagación de la enfermedad e identificar las ciudades que en los próximos días podrían concentrar la mayor cantidad de casos, a fin de dar un margen de acción a las autoridades y crear estrategias de distanciamiento social efectivas.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Bachiller en derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,678FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
64SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X