Reino Unido: Pandemia genera incumplimientos de protección de datos personales

De acuerdo a Verdict, muchos oficiales de protección de datos personales (“OPD”) señalan que los despidos realizados a consecuencia de la difícil situación económica en la que se han visto diversas empresas ha generado un incremento de las solicitudes de acceso a datos personales (entre otros derechos ARCO – acceso, rectificación, cancelación, oposición), que usualmente suelen ser antesala de disputas contra los empleadores, dado que desean tener acceso a la información que sus empleadores tienen sobre ellos.

Antes que nada, ¿quiénes son los oficiales de protección de datos personales? De acuerdo al artículo 37 del GDPR, aplicable en Reino Unido, se trata de una persona con conocimiento de las leyes y prácticas de protección de datos personales que puede ser miembro de la compañía o un tercero, que se encarga de atender las solicitudes de los titulares de datos personales de una empresa (comúnmente de los trabajadores), así como de informar y aconsejar a la empresa en cuanto al cumplimiento de la norma de protección de datos personales, y todo lo que ello conlleve. Este es un nuevo puesto originado por el GDPR a fin de garantizar el cumplimiento de las normas protección de datos personales.

Teniendo este aspecto definido, volvemos a los OPD de Reino Unido. De acuerdo a tres cuartas partes de los OPD encuestados, estaban haciendo un esfuerzo extra para cumplir con sus obligaciones de cumplimiento de la norma de datos durante la cuarentena. De igual forma, otra encuesta realizada a OPD que trabajaban en compañías de más de 250 empleados, señaló que el número de solicitudes de derechos ARCO se incrementaría significativamente cuando el plan de licencia llegue a su término en octubre de este año.

De acuerdo al artículo 15 del GDPR, los empleados tienen el derecho de solicitar a sus empleadores una copia de los datos personales que guardan. Una vez realizada esta solicitud, los empleadores tienen un mes para otorgar la información requerida que incluye la información en versión digital y física. En caso que no lo cumpla, podría afrontar multas de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación del empleador.

Salta a la vista que, dada la cuarenta, muchos OPD no podrán entregar información en versión física, pues ésta se encuentra en las oficinas de la empresa. Con lo cual, tendría que ser una excepción a la regla mientras dure el trabajo remoto. Por otro lado, de acuerdo a una investigación de Guardum, se ha verificado la existencia de altos costo asociados con el procesamiento de las solicitudes de derechos ARCO. Adicionalmente, se señala que las firmas de Reino Unido con más de 5000 empleados están gastando algo de 1,59 millones de euros por año para darles respuesta.

Fuente: https://www.verdict.co.uk/subject-access-request-pandemic/

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Bachiller en derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,678FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
64SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X