RegTech: esencial para el cumplimiento normativo

Hace unos días leí que la transformación digital requiere repensar todo el modelo de negocio y un rediseño que abarque desde el front office hasta el back office, incluyendo la gestión de riesgos que rodean a la empresa y el cumplimiento normativo[1]. No cabe duda que la transformación digital está cambiando la manera en la que se manejan las empresas.

En un mundo en el que la reputación de las empresas es un activo crucial, el cumplimiento normativo es clave. Últimamente, se está hablando mucho de RegTech y cómo está revolucionando, particularmente, la industria financiera.

Ahora bien, ¿qué es RegTech o Regulatory Technology? Se trata de la aplicación de la tecnología para la optimización de la labor de cumplimiento –compliance– y la gestión de los riesgos de las empresas. Esta herramienta permite elaborar mecanismos y soluciones para que las empresas puedan cumplir con los requerimientos normativos de manera más sencilla y menos costosa.

La importancia del RegTech está en los beneficios que brinda, tal es así que a corto plazo permite reducir los costos de cumplimiento al simplificar y estandarizar los procedimientos. Además, otorga mayor flexibilidad a la empresa para adaptarse a los cambios regulatorios. Entre los beneficios a largo plazo están brindar experiencias positivas a los consumidores y promover mayor confianza en la gobernanza de la entidad, así como la transparencia con la que se trabaja.

Las soluciones RegTech aprovechan tecnologías como cloud computing (almacenamiento en la nube), machine learning (rama de la inteligencia artificial que crea sistema que aprenden automáticamente), blockchain y big data analytics (análisis de datos masivos) para ayudar a las empresas a reducir la infraestructura física y automatizar los procesos manuales, volviéndolas más eficientes para cumplir con los controles regulatorios.[2]

Un ejemplo de la aplicabilidad del RegTech, en la industria financiera, es el uso de tecnologías como machine learning y big data analytics para prevenir los riesgos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo (LA/FT). Por medio de big data analytics se puede analizar y determinar entre una base de datos masiva qué operaciones calificarían como inusuales o sospechosas, de ese modo se activan alertas que permiten tener rastreadas dichas operaciones. Adicionalmente, utilizando machine learning se pueden evaluar dichas operaciones preseleccionadas y detectar patrones de conducta que ofrezcan mayor certeza para reportar a la autoridad competente (en el caso peruano a la UIF-Perú) las operaciones sospechosas identificadas.

El despegue de RegTech es casi un hecho, y un ejemplo claro de ello es Rabobank, banco con sede en Holanda, que ha reforzado su labor de cumplimiento al implementar una solución de gestión de riesgos basada en tecnología (Accuity’s Firco Trade Compliance). Se trata de una herramienta que ha permitido optimizar los controles de cumplimiento, al redistribuir la carga de trabajo del equipo de cumplimiento del banco de manera más eficiente.[3] Esto le ha permitido proyectar mayor confianza al mercado y cumplir con sus obligaciones regulatorias como entidad bancaria en los diversos países en los que opera.

La inversión en RegTech va en ascenso pues se la considera una herramienta prometedora, lo cual se puede evidenciar en la siguiente gráfica:

Las empresas que trabajan con soluciones RegTech, por lo general ofrecen un software para automatizar el cumplimiento de los requisitos regulatorios, así como optimizar el costo y tiempo que implica una actualización o modificación regulatoria para la entidad. Esta herramienta se adapta a las necesidades de la empresa y la regulación que le aplica independientemente del país en el que opera. De este modo, se brinda una solución personalizada y rigurosa para cumplir a cabalidad todos los requerimientos regulatorios.

Es evidente que RegTech es el futuro, pues permite cumplir con normativas en constante cambio y al mismo tiempo reduce los costos de cumplimiento para las empresas. Su aplicabilidad es bastante diversa, puede optimizar áreas tales como: cumplimiento regulatorio en general, control y gestión de la identidad de los clientes (know your customer – KYC), control de riesgos, actividades de reporte al supervisor y monitoreo de operaciones.[4]

Por último, otro concepto que también ha comenzado a ser tratado mucho en la esfera de las autoridades financieras es SupTech (Supervisory Technology), el cual se trata de la aplicación de tecnologías que automatizan y agilizan los procesos al interior de las autoridades regulatorias. Con ello, se puede optimizar la labor de supervisión y generar mayores eficiencias. Estaremos refiriéndonos a este interesante concepto en una futura entrega.


[1] KPMG. A revolution is coming, Embracing the challenge of the new RegTech era. 2019.  https://assets.kpmg/content/dam/kpmg/cn/pdf/en/2019/06/embracing-the-challenge-of-the-new-regtech-era.pdf

[2] Deloitte. Regtech, el Lado B de la innovación. 2016.  https://www2.deloitte.com/co/es/pages/audit/articles/regtech-el-lado-b-de-la-innovacion.html

[3] Ver: https://accuity.com/resources/rabobank-case-study/

[4] Toronto Centre. FinTech, RegTech and SupTech: What They Mean for Financial Supervision. 2017. https://res.torontocentre.org/guidedocs/FinTech%20RegTech%20and%20SupTech%20-%20What%20They%20Mean%20for%20Financial%20Supervision.pdf

- Aviso Publicitario-
Alejandra Huachaca
Bachiller en Derecho por la Universidad del Pacífico (UP). Actualmente trabaja en el estudio Vodanovic Legal, experto en temas de derecho financiero. Cuenta con estudios en el extranjero en el Institut d'études politiques de Paris (Sciences Po). Ex miembro de la Revista de Derecho FORSETI. Se especializa en Regulación Financiera y Fintech.

Similares

es Spanish
X