Reconocimiento facial en Texas

Biometric verification – woman face detection, high technology

Esta tecnología biométrica (reconocimiento facial) será utilizada para vigilar el tráfico de personas que crucen el puerto de entrada de Brownsville, sin embargo, existen otros nuevos puntos fronterizos (con México) que ya la tienen instalada. De acuerdo a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (en adelante, “OAPF”), el objetivo del nuevo sistema de control es poder fotografiar a cada persona que cruce dicha zona y de tal forma, tener información detallada de las personas que ingresan a Estados Unidos por ese control fronterizo, señaló The Brownsville Herald.

Desean comparar las fotografías que tomarán con las fotografías de pasaportes almacenadas en los registros estatales. De esta forma tendrán una tecnología muy eficiente que les ayudará a detectar a las personas que deseen ingresar el país usando el documento de viaje de otra persona. Esta tecnología ya es utilizada en los aeropuertos del país. Sin embargo, de acuerdo a Shaw Drake, asesor político del Centro de Derechos Fronterizos de la ACLU (American Civil Liberties Union) en teoría, estas imágenes podrían emplearse en cualquier cámara en todo el país para rastrear los movimientos de las personas sin su conocimiento. Una vez más, el fin del anonimato.

De acuerdo a la OAPF, los ciudadanos estadounidenses pueden elegir no ser fotografiados (aunque inicialmente, quisieron eliminar la opción). Adicionalmente, señalaron que almacenarán fotografías de ciudadanos estadounidenses por doce horas, sin embargo, en el caso de extranjeros, su almacenamiento es indefinido (en un “servidor seguro”).

De acuerdo a Drake, es importante tener en cuenta que el año pasado la OAPF fue acusada de rastrear a abogados y periodistas que trabajaban ayudando a caravanas de solicitantes de asilo. Además, señala que ya hay varios casos documentados de viajeros que cruzan la frontera por el área de El Paso que son sometidos a inspecciones secundarias y acoso mientras intentar solicitar no ser fotografiados.

Por otro lado, es importante indicar que esta tecnología no es exacta, en particular en la identificación de personas de color y mujeres. Esta imprecisión se repite en la mayoría de lugares que han instalado esta tecnología (Rusia, China, etc.), y es una de las grandes críticas que se le hacen, después de las evidentes, relacionadas a las afectaciones a los derechos de privacidad y protección de datos personales.

Las reglas claras (aunque quizás, es mucho pedir): las personas tienen el derecho de saber cuándo, dónde y cómo se está utilizando su información y las garantías que otorga el gobierno. Además, es importante que las personas tengan conocimiento cómo es que las aerolíneas y otras empresas ayudan a las agencias federales a apuntalar tal “infraestructura de vigilancia masiva”.

Claramente, el hecho de que en Estados Unidos no haya una regulación específica en materia de privacidad y protección de datos personales a nivel federal contribuye en gran medida a que tecnologías como esta puedan implantarse sin mayores garantías legales.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Bachiller en derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,527FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
61SeguidoresSeguir
es Spanish
X