Reconocimiento facial en Moscú: ¡El fin del anonimato!

Estos últimos días, Moscú ha estado implementando un proyecto de vigilancia masiva en espacios públicos haciendo uso de tecnologías de reconocimiento facial, señaló Forbes.

El software utilizado para esta tarea se denomina FindFace de propiedad de NtechLab.  Previamente fue utilizado para que usuarios puedan tomar la foto de alguien desconocido y ubicarlo en redes sociales, específicamente en el “Facebook” ruso, Vkontakte. Pero ahora, ha virado su público objetivo y se encarga de la vigilancia del gobierno ruso.

De acuerdo al CEO de NtechLab, Alex Minin, este proyecto de vigilancia masiva es el más grande del mundo. La tecnología de reconocimiento facial “en vivo” permite detectar rostros entre la multitud, compararlos con la base de datos policiales de criminales buscados y verificar la coincidencia en tiempo real. Adicionalmente, utilizan “redes neuronales muy ordenadas” para la evaluación de coincidencias de identidad, lo cual mengua las fallas de sesgo racial, ampliamente criticadas en otros sistemas de reconocimiento facial.

¿En números? Se trata de 200,000 cámaras en toda la capital rusa, de las cuales 175,000 ya están instaladas en su lugar. Son 12.5 millones de habitantes observados ante el sistema de vigilancia más completo del mundo. Un presupuesto de 3,300 millones de rublos (USD 53,3 millones).

¿El problema? Las preocupaciones en materia de privacidad. De acuerdo a Reuters, la abogada y activista Alena Popova y el político, Vladimir Milov, presentaron un caso en contra del Departamento de Tecnología de Moscú (DIT) con la finalidad de prohibir el uso de esta tecnología en eventos masivos y protestas. Señala que esta tecnología realiza “vigilancia ilegal”. En 2018, Popova fue multada por aparecer en una protesta en Moscú, situación que fue determinada haciendo uso de tecnologías de reconocimiento facial.

¿Qué dice el DIT? Las imágenes de video se eliminan 5 días después de ocurrido un incidente, a menos que se haga una solicitud del público o de la policía. Adicionalmente, señalaron que no almacenan datos biométricos de ciudadanos. Finalmente, afirmaron que la vigilancia en áreas concurridas tiene como fin la garantía de la seguridad pública.

¿Voces de la comunidad internacional? De acuerdo a Reuters, la Unión Europea habría descartado la posibilidad de prohibir el uso de tecnología de reconocimiento facial en espacios públicos. No obstante, destacan que el uso de esta tecnología por regímenes autoritarios podría desencadenar en una vigilancia masiva y discriminatoria, y evidentemente, podría infringir los derechos de protección de datos personales.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Bachiller en derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

es Spanish
X