¿Nueva tecnología para lograr la soberanía de nuestros datos personales?

La nueva actualización de los términos y condiciones de WhatsApp ha puesto sobre la mesa un tema de suma importancia: el tratamiento de nuestros datos personales. El hecho de que la aplicación que casi todos utilizamos para comunicarnos diariamente con amigos, familia y hasta por trabajo, nos indique que “o aceptas o te vas” no hace más que convertirla en una decisión forzada.

Supuestamente los titulares de datos personales (ósea, todos nosotros) tenemos la facultad de dar nuestro consentimiento (ello en base al derecho a la autodeterminación informativa reconocida por nuestra constitución) para que este tratamiento se realice, pero en este caso, cuando este medio de comunicación prácticamente se ha normalizado, esa facultad para decidir sobre el consentimiento ha dejado de tener sentido. Se sabe que muchas personas están pensando o han optado por descargar telegram como una opción de comunicación equivalente, pero probablemente la mayoría de los usuarios de WhatsApp optarán por aceptar los términos y condiciones y permitir que se trate su información aún cuando ellos no estén precisamente de acuerdo con ello, o muchas veces, sin siquiera saber cuál es el alcance que puede tener esa información.

¿Dónde queda la soberanía sobre nuestros datos personales? ¿si somos los titulares de estos datos, por qué tener el control absoluto sobre ellos parece ser una utopía?

Al respecto, Tim Berners-Lee, nos presenta la idea de los “pods”. Se trata de almacenes de datos personales en línea que otorgan control al usuario sobre sus propios datos, tanto los sitios web que visitó, rutinas de ejercicio que realizó y en general sobre toda la información que podría haber generado. Estos almacenes de datos en línea permiten que esta información queda a salvo en una suerte de “caja fuerte de datos” individual que ocupará un espacio mínimo en el servidor. De acuerdo a The New York Times: “las empresas pueden obtener acceso a los datos de una persona, con permiso, a través de un enlace seguro para una tarea específica, como procesar una solicitud de préstamo o entregar un anuncio personalizado. Podrían vincular y utilizar información personal de forma selectiva, pero no almacenarla” (el subrayado es nuestro).

A propósito, ¿quién es Tim Berners-Lee? Es un científico de computación británico que hace varias décadas ideó estándares simples para localizar, vincular y presentar documentos multimedia en línea. Por ello es conocido como el padre de la World Wide Web. Sin embargo, al parecer no está del todo de acuerdo con el uso desmedido que múltiples empresas les dan a los datos personales que recopilan y al poder que acumulan de forma silenciosa y sin que las personas de a pie puedan hacer nada para detenerlo. Por ello es que su visión sobre la soberanía de los datos parte desde una perspectiva tecnológica.

Berners-Lee y su socio John Bruce han fundado la empresa Inrupt con esta idea. Para ello, lanzaron en noviembre del año pasado un software de servidor para empresas y agencias gubernamentales. De acuerdo a su esquema, ellas serán las patrocinadoras de los “pods”, los cuáles serán gratuitos para los usuarios. De forma complementaria plantea los “servicios de datos personales” gratuitos o de bajo costo para usuarios, similares a los servicios de correo electrónico que todos conocemos. Tal vez en unos cuantos años, controlar nuestros datos sea tan fácil como ingresar a nuestro correo y borrar aquellos mails que no queremos tener almacenados.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Directora del Blog The Crypto Legal, cuenta con experiencia en asesoría corporativa, protección al consumidor, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,954FansMe gusta
514SeguidoresSeguir
91SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X