¿México será el próximo en lanzar una moneda digital?

Hace algunos días señalamos que el Departamento de Tesoro de Estados Unidos había dado visto bueno a entidades bancarias y compañías de ahorro para que realicen operaciones con stablecoins y participen en blockchain para actividades de pago.

Sin embargo, este hecho ha sido tomado como una tendencia regulatoria que muchos otros países están pensando en replicar dado que se entiende que “es una clara señal respecto del rumbo del mercado”.

México promulgó la Ley Fintech hace casi tres años, y en ella se estableció que las instituciones financieras podían hacer uso de activos virtuales para operaciones internas, pero que no podían usarlas para transacciones finales con efectos directos en el consumidor final. ¿Por qué? Se entendía que el funcionamiento de la oferta y demanda de criptomonedas era una materia muy poco conocida y explorada por el común de los consumidores bancarios, razón por la que, en un afán paternalista, decidieron que el ciudadano de a pie no estaba listo para usarlas.

Por otro lado, tal como señalamos ayer sobre las razones por las que se planteaba prohibirlas en UK, en este caso también se hace referencia a su amplia volatilidad, su favorecimiento a situaciones de lavado de dinero, entre otros. Es más, incluso señalaron que era conveniente “mantener una sana distancia entre los activos virtuales y el sistema financiero”.

Sin embargo, el “giro de tendencia” de Estados Unidos podría hacer que esto se revierta. En ese sentido, Eloisa Cadenas, directora de CryptoFintech (consultora mexicana especializada en Fintech) sostuvo: “si Estados Unidos ya tiene apertura, pues los bancos de alguna u otra forma van a querer entrar a este mercado, ya lo hemos visto, los bancos en otras partes ya están participando…Entonces, las instituciones poco a poco lo van a ir haciendo, en ese sentido, México tendría, sí o sí, que tener una visión no tan restrictiva al respecto

De acuerdo a esta especialista y promotora del ecosistema cripto en México, el mercado azteca ha dado uso a las criptomonedas prioritariamente para el envío de remesas: “el costo por remesa promedio es de USD 343 dólares con una comisión de 1.85 mediante mecanismos tradicionales, cuando lo haces con un criptoactivo puedes reducir este costo a 0.1%

Por otro lado, el economista, Sergio Kurczyn señala que, si México quiere competir en el nuevo “campo monetario” y lograr una mayor inclusión financiera, se verá obligado a desarrollar una nueva moneda digital, (tal vez el nuevo ¿“Peso Digital”?). Lo que es cierto es que Banxico (banco central mexicano) debe analizar este “giro de tendencia” a profundidad y evaluar cuál es el mejor escenario para su sistema financiero a nivel macro. Un temor latente (aunque poco probable en el corto plazo) es que el peso sea desplazado por otra moneda, y para ello, toma como ejemplo, (aunque sin decirlo propiamente) el caso de Venezuela, donde la mayoría de sus ciudadanos realizan transacciones en dólares americanos o en bitcoin (de hecho, es uno de los países con más movimiento en esta moneda digital).

Y ¿qué dice el sector privado mexicano? Muchos están interesados en el uso de blockchain:

Fuente: NCIPHER.
- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Directora del Blog The Crypto Legal, cuenta con experiencia en asesoría corporativa, protección al consumidor, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,954FansMe gusta
514SeguidoresSeguir
91SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X