Los riesgos de las herramientas médicas de monitoreo remoto

Dada la necesidad de implementación de herramientas de monitoreo que permitan asegurar la atención de pacientes de forma remota, se desarrollaron nuevas tecnologías de monitorización domiciliaria, que lamentablemente, presentan riesgos en materia de seguridad y privacidad de los pacientes.

El desarrollo de esta tecnología incluye la implementación de aplicaciones de advertencia y rastreo de contactos en varios países. De igual forma, tienen aplicaciones para monitorear el consumo de alimentos, entre otros.

El riesgo radica en que tales herramientas de monitoreo recopilan datos relacionados a la salud, con lo cual, su almacenamiento y tratamiento implican una seguridad suficiente que permitan garantizar la autonomía y la confianza, pues, de no existir esta, los pacientes no querrán seguir usando tales herramientas, a pesar de sus beneficios.

Se sabe que la regulación de privacidad estadounidense no es precisamente la más rigurosa en esta materia, por ello, las compañías que han desarrollado esta tecnología no tienen del todo prohibida la facultad de compartir los datos que recopilan con terceros, señaló HealthITSecurity. De acuerdo a investigadores de Harvard, podrían usar esta información como objeto de comercialización.

De acuerdo a los investigadores, el problema tiene que ver con el hecho de que la FDA (“Food and Drug Administration”) da el tratamiento a algunas de estas herramientas de monitoreo como dispositivos médicos, y otros, como simples herramientas de control de hogar. Siendo que solo las que tienen la primera clasificación están sujetas a su examen. De acuerdo a la FDA “los productos que están destinados a rastrear contactos o ubicaciones asociadas con la vigilancia de la salud pública (…) no cumplen con la definición de dispositivo médico.

Por otro lado, dado el contexto actual, tanto el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos como la FDA han emitido Declaraciones de Autorización de Uso de Emergencia (en adelante, “DAUE”) para diversos dispositivos médicos, entre ellos, posiblemente, los dispositivos de monitoreo doméstico.

¿El problema? los criterios para otorgar tales DAUE tienen que ver con la creencia razonable de que sean útiles para tratar, diagnosticar o prevenir Covid 19. De esta forma, el análisis no pasa por verificar que estos dispositivos sean seguros o tengan las medidas necesarias para proteger la privacidad de los pacientes que los utilicen. Es vital tener en cuenta que estos dispositivos recopilan información en el hogar de sus pacientes, es decir, en su esfera de privacidad más íntima.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,907FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
76SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X