Ley de no discriminación genética en Canadá

El 10 de julio pasado, el Tribunal Supremo de Canadá emitió una decisión a favor de la constitucionalidad de la ley de no discriminación genética, señaló IAPP.

¿De qué trata esta ley? El objetivo de la norma es prohibir la práctica de exigir la divulgación de los resultados de las pruebas genéticas existentes como condición para obtener servicios de seguros. De esta forma, ciudadanos canadienses podrán realizarse estas pruebas genéticas que les ayudarán a identificar riesgos para su salud sin temor a que los resultados representen una desventaja al buscar un seguro de vida o de salud. En este sentido, ni empleadores ni aseguradoras podrán exigir pruebas genéticas o información de este tipo como condición de empleo o cobertura de seguro, ni pueden discriminar a las personas por negarse a dar su consentimiento.

¿Discriminación? Ocurre cuando se trata de forma diferenciada a una persona o a un grupo de personas a consecuencia de un motivo prohibido (tales como, raza, sexo, religión, condición física, etc.). En este caso, la predisposición genética a una enfermedad es el motivo prohibido por el que empleadores o aseguradoras podrían estar tratando de manera diferenciada a una persona o grupo de personas.

De acuerdo al Tribunal Supremo, está dentro del poder del gobierno federal el prohibir el riesgo de daños por discriminación genética y pruebas genéticas. Adicionalmente, señaló que “proteger los preceptos morales fundamentales o los valores sociales” es la base legítima sobre la cual funda su autoridad.

Señalan que la discriminación genética no es una concepción teórica, sino real. Se relataron muchos testimonios ante el Parlamento que señalaban que el miedo a la discriminación genética orilla a los pacientes a renunciar a pruebas beneficiosas para su salud (como por ejemplo saber si son genéticamente predispuestos a contraer enfermedades coronarias, hepáticas, entre muchos otros), así como a negarse a participar de investigaciones que podrían mejorar la comprensión médica de sus condiciones. Definitivamente es una barrera para acceder a atención médica adecuada.

De igual forma, esta norma señala que la recopilación de la información genética debe darse con consentimiento, con algunas excepciones para los profesionales de la salud y los investigadores. No obstante, esto puede generar el riesgo de reidentificación de la información genética en el contexto de la investigación.

Esta decisión refleja los valores sociales canadienses y la creciente importancia de las expectativas de privacidad. Al respecto, es rescatable que la provincia de Quebec haya publicado el borrador de su ley de privacidad provincial, cuyo contenido es muy similar al del GDPR europeo.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Bachiller en derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,831FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
70SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X