Fintech, nuevas prestamistas del Covid-19

Se trata de no dejar morir a los pequeños empresarios.

Hace algunos días la administración de pequeños negocios (SBA) de Estados Unidos, realizó la solicitud para que no bancos (fintechs) sean admitidos como prestamistas bajo el Programa Federal de Protección de Cheques de Pago (PPP), señaló Cointelegraph. Esto ampliaría la posibilidad de que pequeñas empresas tengan acceso a la ayuda económica que necesitan ya sea para cubrir sus costos actuales, o para relanzar su producción a futuro.

El PPP que plantea EE.UU., implica un paquete de ayuda de USD 2 billones del gobierno, para proporcionar acceso a préstamos condonables a bajo interés. Está dirigido a las pequeñas empresas de Main Street afectadas por la pandemia, a fin de que puedan cubrir sus pagos de planilla, entre otros.

El escenario previo a la inclusión de las Fintech, tenía como protagonistas a bancos que se estancaban en las aprobaciones de préstamos para pequeñas empresas, que son precisamente las más afectadas en esta coyuntura. Las Fintech, por su lado, tienen una ventaja competitiva muy importante en este ámbito, y esa es su agilidad para procesar préstamos (y de forma remota, que es clave en el contexto actual). Esto, una vez más, demuestra la importancia de actores financieros alternativos, no solo para contribuir en la atención de necesidades financieras de este tipo, sino para contribuir con la mejora de la eficiencia de los servicios financieros y bancarios. Si no existieran como competencia, los incentivos de mejora serían muy pocos, por no decir nulos.

La pregunta del millón, ¿Por qué no estaban incluidas en el plan de alivio económico (PPP) desde un primer momento? De acuerdo a un informe de Law360, el Tesoro de EE.UU., y la SBA señalaban que las Fintech no bancarias no tenían medidas de cumplimiento de antilavado de dinero sólidas para cumplir con los términos de la ley de secreto bancario, que justamente es un requisito para ser aprobado como prestamista del PPP. Sin embargo, Scott Pearson, socio de servicios financieros de Manatt Phelps & Phillips, señaló que en realidad el gobierno no había establecido una guía para que las Fintech obtengan la certificación de prestamistas para el PPP.

Otro tema importante es el establecimiento de la tasa de interés del programa PPP en 1%. De acuerdo a algunos bancos, esta tasa es demasiado baja para ser rentable, más aún para algunas Fintech que son relativamente pequeñas para asumir estas condiciones.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Bachiller en derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,614FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
60SeguidoresSeguir
es Spanish
X