Enmiendas a la ley de datos de Hong Kong ponen en jaque a gigantes de internet

Aunque tales enmiendas aún sean un proyecto de ley, lo más probable es que tales prosperen.

¿Cuál es el objetivo del proyecto? Combatir las situaciones de doxxing. ¿Doxxing? se trata de la práctica por la que se expone datos, información o documentos de una persona (“exponer dox”). Usualmente esta práctica tiene como propósito causar intimidación o amenaza en aquél que ve su información expuesta.

¿Contexto previo? Durante las propuestas pro democracia en 2019, información relacionada a domicilios de oficiales, así como la dirección de escuela de algunos niños fue expuesta en internet por “manifestantes antigubernamentales”, evidentemente, con el objetivo de generar miedo, señaló Reuters.

¿Cómo planean ejecutarlo? De acuerdo a Data Protection Report, todo se resume a tres reformas importantes:

  • Introducción de los actos de doxxing como delito

Para que se configure, se necesita que una persona divulgue información de otra sin su consentimiento, con la intención de amenazar, intimidar o acosar, y ello haya generado daño psicológico al interesado o a su familia inmediata. A diferencia de lo previamente establecido en la legislación de datos de Hong Kong, no importa que tales datos estén publicados en sitios públicos, o si tales se obtuvieron con consentimiento del interesado, lo importante es que no se haya obtenido el consentimiento para la posterior divulgación de dicha información, para que configure como delito.

  • Facultar al comisionado de datos personales para ejecutar investigaciones y enjuiciamientos penales

De esta forma, podrá realizar investigaciones, y enjuiciamientos sin tener que remitirlos a la Policía y al Departamento de Justicia (como es el caso actual). Entre sus facultades están: (i) solicitar información relevante de cualquier persona, (ii) solicitar respuestas de aquellas personas que considere pertinente, (iii) solicitar permiso al tribunal para ingresar a cualquier local con motivos de investigación, entre otros.

  • Otorgar al comisionado de datos personales facultades para exigir la rectificación del contenido de doxxing

De tal manera que tengan la facultad para demandar que proveedores de servicios en línea de Hong Kong puedan rectificar aquella información publicada que pueda incurrir en un delito de doxxing.

¿La reacción de las big tech? Inmediata. Las gigantes, Google, Facebook y Twitter señalaron que tales medidas eran demasiado “amplias” y que solo terminarían responsabilizando a su personal en sede Hong Kong por los contenidos que sus usuarios pudiesen publicar en sus redes, y sobre los cuales no tienen ninguna injerencia.

¿Amenaza? Muy clara: “Google advirtió en privado al gobierno de Hong Kong que podrían dejar de ofrecer sus servicios en la ciudad si las autoridades continúan con los cambios planificados para leyes de protección de datos que podrían hacerlos responsables del intercambio malicioso de información de personas en línea” señaló The Wall Street Journal.

¿La contra propuesta de las big tech? Mayor delimitación de los actos que podrían configurar el delito de doxxing, pues, de lo contrario podría limitar la libertad de expresión.

De lo que se trata es que toda medida que restringe las libertades del privado sea proporcional, necesaria y efectiva para los fines que se establecieron. De lo contrario se estaría provocando una deficiencia en el sistema.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Directora del Blog The Crypto Legal, cuenta con experiencia en asesoría corporativa, protección al consumidor, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,954FansMe gusta
514SeguidoresSeguir
91SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X