El Monitoreo de las redes sociales

Sabemos que las búsquedas que realizamos en Google e incluso las conversaciones que mantenemos con diferentes personas, ya sea chateando, en videollamada o incluso en una conversación presencial nos hace targets perfectos de publicidad de aquello en lo que nos mostramos interesados (publicidad dirigida). De algún modo, ya estamos acostumbrados al monitoreo de las redes sociales con fines comerciales. Ahora lo tomamos como parte del paquete para “mantenerte conectado”.

¿Todo con fines comerciales no? Okey. Sin embargo, aunque tampoco era muy difícil de sospechar, ahora también debemos estar atentos al monitoreo con otros fines.

Ahora, la policía y otros entes gubernamentales de diferentes estados de Estados Unidos han tomado a bien analizar lo que se dice y comparte en redes sociales para tener conocimiento real y disgregado sobre lo que se dice en redes sociales, aunque sin duda, no es muy difícil que ello se convierta en una vigilancia en masa en todos los sentidos. Lo cierto es que, el común de las personas no está contando con ello.

¿Actores involucrados? Existen empresas como Media Sonar, Social Sentinel, Geofeedia, Zencity quienes tendrían ya algunos años dando servicios de análisis de conversaciones en línea. ¿Los clientes? La policía y otros entes de gobierno.

Pero por supuesto, existe una justificación de cara al público: “ciudades como Phoenix, Nueva Orleans y Piitsburgh dicen que usan el servicio para combatir la información errónea y medir la reacción del público a temas como la aplicación del distanciamiento social o las leyes de tránsito”, señaló Wired. Al final del día, siempre existirá una buena razón para realizar este monitoreo, pero el problema siempre está en lo que pasa después de que se tiene acceso a esta información, a la finalidad real o adicional que se le puede dar a la información que se recopila.

¿Cuáles son los productos de estos monitoreos? Informes personalizados sobre conversaciones públicas en redes sociales, informes sobre llamadas al 911, o informes sobre noticias locales, todos llamados a responder cómo es que los residentes de un determinado lugar responden a un evento en particular.

¿Algo bueno? Estas empresas de análisis advierten sobre los “usos prohibidos”, como es el hecho de utilizar esta información para rastrear a alguien en concreto. Esto, sin embargo, sucedió en 2016 a cuenta de la policía de Baltimore, quien haciendo uso de los hashtags: #muslimlivesmatter o #policebrutality rastreó a particulares.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Directora del Blog The Crypto Legal, cuenta con experiencia en asesoría corporativa, protección al consumidor, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,954FansMe gusta
514SeguidoresSeguir
91SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X