¿Censura en redes sociales? ¿cuál es el papel del blockchain?

Actualmente muchas compañías de tecnología tienen la labor de controlar los contenidos que son publicados a través de las diversas redes sociales que manejan, lo cual, las coloca en la difícil situación de tener que decidir que contenidos deben protegerse bajo el derecho de libertad de expresión, versus, cuáles deben ser censurados al ser considerados peligrosos u ofensivos.

El propio Mark Zuckerberg señaló en una publicación el año pasado que, “Los legisladores a menudo me dicen que tenemos demasiado poder sobre libertad de expresión y, francamente, estoy de acuerdo. He llegado a creer que no deberíamos tomar tantas decisiones importantes sobre libertad de expresión por nuestra cuenta”. Y posteriormente, hace un llamado a entidades gubernamentales para que establezcan una regulación aplicable para el caso de tratamiento de contenidos peligrosos u ofensivos en internet, no solo para que empresas como Facebook, tengan una base sobre la cual implementar sus propios procesos de revisión de contenidos, sino también para que exista cierto nivel de estandarización respecto de los contenidos permitidos en las distintas redes sociales en las que los usuarios pueden publicar contenido “libremente”.

La famosa “autorregulación” de las redes sociales está dando paso para la intervención estatal. Uno de los ejemplos de respuesta, fue el caso del Reino Unido, quiénes presentaron una propuesta para regular los contenidos en internet, señaló La Vanguardia. Parte de la propuesta implicaba la creación de una autoridad independiente que se dedique a “limpiar” las plataformas sociales de contenidos peligrosos. Esta tendría la facultad de sancionar a redes sociales, bloquear el acceso a webs, entre otros. Sin embargo, como era de esperar dada la envergadura y el alcance de dicha propuesta, muchos la calificaron de “draconiana” y otros advirtieron de los peligros que conlleva otorgar al estado tales facultades de censura y control de contenidos.

En contraposición, tenemos a plataformas descentralizadas de microblogging como Ignite que “están diseñadas para luchar contra la censura y defender la libertad de expresión”. Iva Wisher, cofundadora de Ignite señaló que “la blockchain puede ser una solución contra la censura patrocinada por el estado en la nueva normalidad relacionada con la pandemia”, señaló Cointelegraph.

De esta forma, se plantea la idea de utilizar la tecnología blockchain para que las personas puedan expresar sus opiniones libremente en una plataforma que no las censurará ni las sancionará por ello. Claramente, tienen los mismos riesgos que cualquiera otra red social respecto a la difusión de contenidos peligrosos u ofensivos. Para ello, mediante la tecnología blockchain podrán implementar un sistema de marcas de contenido sensible en base a inteligencia artificial. De igual forma, los usuarios podrán seguir viendo los mensajes que otros usuarios pueden considerar como “discurso de odio”, para ello, deberán confirmar que desean el acceso a tal contenido mediante un captcha. Así, los usuarios pueden decidir qué contenido no desean ver y cuál sí.

- Aviso Publicitario-
Marilú Lazo
Abogada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Cuenta con experiencia en asesoría corporativa, así como en materia de protección de datos personales y nuevas tecnologías.

Similares

1,907FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
76SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X