Beneficios y Oportunidades para el uso del Dinero Electrónico

Introducción

En este contexto de crisis sanitaria producto del COVID-19, mucho se ha dicho de la transformación digital como la nueva y popular forma de reinventar la prestación de servicios.

Si bien es cierto que la transformación digital ya tiene muchos años revolucionando industrias, hoy más que nunca vemos las bondades que esta transformación puede ofrecer tanto para diferentes sectores de la economía, como para los consumidores.

Hoy en día, podemos comprar juegos de video a través de plataformas que permiten descargarlos como Steam, Epic Games o PlayStation, sin necesidad de un disco físico o cassettes; plataformas como Amazon Kindle, donde podemos comprar e-books para leerlos a través de aplicaciones de equipos móviles, sin necesidad de esperar la entrega física del libro; así como plataformas como Netflix o HBO GO, las cuales ofrecen acceso a series y películas; entre otras plataformas.

Dentro de toda esta discusión sobre la transformación digital, que incluye la prestación de servicios y productos digitales, también se ha hecho referencia al dinero electrónico como un medio que pudo haber hecho más por nosotros en estas circunstancias de crisis sanitaria y económica, sobre todo para el acceso a los bonos que otorgó el Gobierno Peruano en favor de la población más vulnerable afectada por esta crisis y como medida para el reforzamiento del aislamiento social obligatorio (pagos sin contacto). En ese sentido, quiero aprovechar este espacio para desarrollar brevemente sobre: ¿qué es el dinero electrónico y cómo puede mejorar nuestra situación actual?

¿Qué es el dinero electrónico?

Es conveniente definir qué se entiende por dinero electrónico, por ello, nos remitiremos a la Ley del Dinero Electrónico y su Reglamento, la cual señala que el dinero electrónico es un valor monetario representado por un crédito exigible a su emisor, el cual tiene las siguientes características:

  1. Es almacenado en un soporte electrónico.
  2. Es aceptado como medio de pago por entidades o personas distintas del emisor y tiene efecto cancelatorio.
  3. Es emitido por un valor igual a los fondos recibidos.
  4. Es convertible a dinero en efectivo según el valor monetario del que disponga el titular, al valor nominal.
  5. No constituye depósito y no genera intereses.

En otras palabras, el dinero electrónico es el valor monetario almacenado en soportes electrónicos para usos generales. Asimismo, su emisión deviene, normalmente, de la conversión del dinero efectivo al dinero electrónico la cual contará con el mismo valor,[1] y como tal tiene el carácter de ser aceptado por terceros como un medio de pago y con efecto cancelatorio, es decir, con el dinero electrónico bien se podrían pagar bienes y servicios, tal como si se tratara de dinero efectivo.

En ese sentido, es importante distinguir que NO constituye dinero electrónico el valor contenido en tarjetas de servicios de transporte, tarjetas o vales para compra de alimentos, o tarjetas de socios, pues no contemplan la característica de ser de uso general, en tanto que éstas no son aceptadas como medios de pago para adquirir bienes o servicios diferentes a su objeto, además carecen de la posibilidad de reconvertir sus saldos a dinero efectivo.

Para aclarar el tema propongo los siguientes ejemplos: a) Tarjetas del Corredor Azul; b) Tarjetas para compra de Alimentos de Sodexo o Provis; c) Tarjetas de Starbucks o Coney Park. Como podrá apreciarse en dichas tarjetas puede depositarse dinero efectivo para hacer uso de servicios o compra de bienes, no obstante, no tienen un uso general, pues solo son aceptadas en determinados negocios o rubros, además que no contemplan la opción de reconversión a dinero efectivo sobre el saldo que tengan dichas tarjetas.

Asimismo, debemos tener en cuenta que la normativa aplicable señala que las Empresas Emisoras de Dinero Electrónico (EEDE) son reguladas por la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), y también se les impone requisitos de capital mínimo, que cumplan con obligaciones en materia de Prevención de Lavado de activos y Financiamiento de Terrorismo (PLAFT), así como también están sometidas a normativa emitida por el Banco Central de Reserva del Perú.

Sin embargo, quedan diversas dudas sobre ¿cuál es la diferencia entre el dinero electrónico y el dinero contenido en cuentas bancarias? Para efectos de entender con mayor claridad el funcionamiento de las EEDE tomaremos como ejemplo a BIM, el caso más representativo en Perú.

Caso BIM, tu billetera móvil: origen y funcionamiento

Para ponernos en contexto, debemos tener en cuenta que las normas de dinero electrónico entraron en vigencia a partir del año 2013, lo cual supuso una oportunidad para la Asociación de Bancos del Perú (ASBANC) que, de acuerdo a lo que señaló Carolina Trivelli[2] en el Blog  de COPEME[3], reunió tanto a sus asociados como a las asociaciones de entidades microfinancieras reguladas del país, Asociación de Instituciones de Microfinanzas del Perú (ASOMIF) y la Federación Peruana de Cajas Municipales (FEPCMAC), así como a una EEDE que estaba en proceso de creación y al Banco de la Nación.

La idea fue clara: una estrategia que provenga del sector financiero para coadyuvar a la inclusión financiera en el país, de tal forma que bajo una plataforma operativa se pudiese crear un ecosistema de pagos digitales; producto de ello nace la empresa Pagos Digitales Peruanos S.A., que creó BIM, la billetera electrónica.

En efecto, en 2016 se anunció el lanzamiento de BIM, como una propuesta bastante interesante e innovadora en lo que respecta a inclusión financiera. Se presentó como una alternativa a la apertura de una cuenta bancaria, la cual nos permitiría realizar transferencias de dinero electrónico a través de un celular, con una comisión módica para su época.

El principal atractivo fue que no era requisito contar con una cuenta bancaria o acercarte a un banco para hacer uso de este medio de pago, sino que únicamente se necesitaba tener un teléfono celular (sin importar si fuese un smartphone o no), y el DNI físico del usuario para proceder con el registro.

Para dicha época, el porcentaje de personas con al menos una cuenta bancaria representaba el 20% del total de la población; no obstante, el porcentaje de personas que contaban con un celular era mucho más elevado, más aún teniendo en cuenta que no se requería que el celular fuese un smartphone o que tuviera conexión a internet. De hecho, el sistema que permitía operar a BIM se basó en la plataforma de Datos de Servicios Suplementarios No Estructurados (USSD, por sus siglas en inglés)[4], la cual es bastante usada por los operadores telefónicos para la compra de paquetes de datos, acceder a promociones y otros. Esta plataforma es también usada para las operaciones de dinero electrónico en países de África, donde han tenido bastante éxito.  

De hecho, es bueno mencionar el caso de M-Pesa, la aplicación lanzada en 2007 por Safaricom y Vodafone Group Plc, que permite a sus usuarios depositar, retirar, transferir dinero, pagar bienes y servicios, acceder a créditos y ahorros, todo con un dispositivo móvil. M-Pesa ha sido reconocida como una solución que permite disminuir la brecha en la inclusión financiera como mecanismo para reducir la pobreza, tanto es así que el Diario El País, a través de su revista Retina[5], le ha dedicado una nota a Kenia, señalándola como el laboratorio financiero de África, y donde informan que a través de M-Pesa se mueve casi la mitad del PIB nacional y que esto ha mejorado la situación de pobreza en 200.000 hogares. Además, en Latinoamérica también se viene aplicando: (i) Tigo en Paraguay, (ii) Efectivo desde mi celular en Ecuador y (iii) CoDi Cobro Digital en México.

Entonces, apreciando la experiencia extranjera y regional, podemos observar que el sistema USSD es óptimo para operar con dinero electrónico pues no se necesita contar con saldo o internet en el celular para hacer uso de la billetera electrónica, además que permite la accesibilidad a través de cualquier operador telefónico[6].

Imagen del menú de opciones del operador telefónico Entel tras usar el código *144#

En ese sentido, el usuario podía acceder a BIM desde cualquier celular y a través de cualquier operador (salvo Bitel, ya que en ese entonces era aún muy nuevo en el mercado). Luego de un breve registro y verificación de datos, se le solicitaba al usuario que cree una contraseña para acceder a la plataforma y elegir la entidad financiera que sería la administradora de la cuenta de dinero electrónico, así como la que registraría las transacciones de dinero electrónico que el usuario efectúe.

Como mencioné anteriormente, este proyecto tuvo la participación de ASBANC, ASOMIF y FEPCMAC, por lo cual tuvo una gran afluencia de entidades del sector financiero que apoyaron a BIM. Lógicamente, la idea no era usar los locales físicos de dichas entidades, sino que se usó agentes BIM, que recaerían en negocios locales, muy parecido al modelo de agentes BCP, BBVA, Interbank, y otros.

De tal forma los pequeños negocios serían agentes receptores de pagos a través de BIM, dotando de un mayor acercamiento de BIM para con sus potenciales clientes. Además, el agente BIM podría recibir dinero en efectivo del usuario BIM, cualquiera fuese la entidad financiera que eligió al inicio del trámite o el operador telefónico que usara; es decir, tenía un carácter de aceptabilidad mucho más general que los agentes bancarios normales.

Otro punto importante es la baja comisión que cobraba, ya que por transferencia a nivel nacional tenía una comisión de S/ 0.50 céntimos, y para la reconversión a dinero en efectivo se le cobraba al usuario una comisión de S/ 1.50 soles[7]. Si comparamos las comisiones que cobra una cuenta corriente en cualquier banco para cada una de estas operaciones veremos que BIM era una mejor opción, además que la interoperabilidad tenía como efecto que las transferencias se efectúen con mucha mayor rapidez que una transferencia interbancaria, la cual podía demorar un día hábil.

En dicho año se efectuaron diversas campañas de promoción de BIM, muchas se dieron en medios televisivos a través de entrevistas, notas periodísticas, y como anécdota debo mencionar que conocí el producto cuando fueron a visitar mi universidad cuando era estudiante. Sumado a ello, la estrategia publicitaria fue también dirigida a los sectores rurales, los cuales son los que menos cuentan con acceso al sistema financiero.

Sin embargo, este proyecto aún necesita más tiempo para despegar, pues de acuerdo con lo señalado por la Federación Latinoamericana de Bancos – FELABAN[8], al 2019 BIM contaba con aproximadamente 400 mil usuarios activos, con transacciones promedio de US$ 6 dólares americanos, y además señalaron que la billetera electrónica BIM luce muy limitada frente a las transacciones bancarias. Y es que ello tiene mucho sentido si es que revisamos los límites aplicables a las cuentas simplificadas[9] de dinero electrónico hasta marzo de 2020, ya que estos límites han sido ampliados conforme se detalla a continuación:

Operaciones Antes Ahora
Límite por transacción Máximo S/ 1,000.00 soles. Máximo S/ 3,000.00 soles.
Saldo consolidado de cuentas de dinero electrónico de un mismo titular, bajo cualquier modalidad, en un mismo emisor de dinero electrónico. No mayor a S/ 2,000.00 soles. No mayor a S/ 10,000.00 soles.
Conversiones a dinero electrónico acumuladas de un mismo titular, en un mismo emisor, en un mes. No mayor a S/ 2,000.00 soles. No mayor a S/ 10,000.00 soles.
Transacciones acumuladas (conversiones, transferencias, pagos, reconversiones, etc.) de un mismo titular, bajo cualquier modalidad, en un mismo emisor en un mes. No mayor a S/ 4,000.00 soles. No mayor a S/ 15,000.00 soles.

Esta modificación ha sido considerada como un acierto importante para promover el uso del dinero electrónico.

Nuevo contexto: cambio de estrategias en BIM y los bancos

Asimismo, de acuerdo a lo señalado por el diario Gestión[10], tras un nuevo aporte de capital a la empresa Pagos Digitales Peruanos, las empresas microfinancieras han alcanzado la mayoría del accionariado de la empresa dueña de BIM. Además, podemos apreciar que la estrategia publicitaria de BIM ha cambiado, hoy en día viene ofreciendo sorteos de bonos dinerarios, alianzas con organizaciones de inclusión social como lo es la Organización Manuela Ramos,[11]y, bajo la actual coyuntura, está aplicado un tarifario promocional hasta el 31 de diciembre del presente año, donde las comisiones por los servicios que ofrece BIM ahora son gratuitas, salvo para pagos de servicios, donde el valor de la comisión varía dependiendo la entidad receptora del pago.

Imagen recuperada del perfil de LinkedIn de Pagos Digitales Peruanos

Por otro lado, los bancos han centrado más su atención en ofrecer atractivas e innovadoras formas de acceder a sus servicios, como los casos de las aplicaciones de Yape del Banco de Crédito del Perú y Plin de Scotiabank, Banco BBVA, Interbank y próximamente BanBif, Banco de la Nación, Caja Sullana y CrediScotia; todas cumplen la función de simplificar la forma de realizar transferencias y pagos, consiguiendo muchos más usuarios comparado a los usuarios actuales de BIM, pues tan solo Yape cuenta con 2’600,000 usuarios[12].

Muchos de los bancos están implementando la apertura de cuentas “100% digitales” y alcancías virtuales, las cuales no requieren de la asistencia física del usuario a una agencia bancaria, salvo para el recojo de la tarjeta de débito o cancelación de las cuentas. Sumado a ello, la creciente incursión de las empresas FinTech o TechFin otorgan al usuario mayores alternativas para familiarizarse con el sistema financiero.

Por otro lado, de acuerdo a la página de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS)[13], hoy en día existen 4 entidades autorizadas para emitir dinero electrónico, por lo cual hay otras empresas que podrían impulsar más aún la competencia y de esta forma mejorar los servicios ofrecidos.

Mencionado todo lo anterior, no debemos perder el foco, y es que BIM nació con el objetivo de llegar a los sectores donde los bancos aún no han llegado, con el fin de promover la inclusión financiera. Hay numerosas razones por la cual BIM y las demás iniciativas de dinero electrónico deben seguir potenciándose para alcanzar sus objetivos.

Asimismo, los esfuerzos por promover el uso del dinero electrónico deben venir principalmente del sector privado, pero también sería adecuado que el Estado promueva su uso, debido a que tiene diversos beneficios para los usuarios, sobre todo en estas épocas de Covid-19.

En esa línea, Ljubica Vodanovic, experta en regulación bancaria y Fintech, mencionó en una entrevista para RTV – La República[14] que se debe encontrar casos de uso para el dinero electrónico, como por ejemplo el caso de pago de salarios, donde ya se viene trabajando una regulación sobre bancarización de ingresos de los trabajadores y locadores de servicios del sector público y sector privado, en tanto que el dinero electrónico ya es considerado como un medio de pago de acuerdo a ley.

Apropósito de dicho comentario, el día 24 de junio del presente año se publicó el Decreto de Urgencia N° 072-2020-TR, por el cual se crea la Prestación Económica de Protección Social de Emergencia ante la Pandemia del Coronavirus Covid-19, la cual consiste en una prestación por un monto de hasta S/ 760.00 soles, por cada mes calendario vencido que dure la suspensión perfecta de labores, hasta por un máximo de 3 meses; asimismo, dispone que, alternativamente, los trabajadores podrán autorizar que la prestación económica se efectué a través de una cuenta de dinero electrónico conforme a lo dispuesto en la normativa aplicable. Por lo cual, esta norma podría ser el inicio de una serie de normas que permitan visibilizar y promover el uso del dinero electrónico.

Recomendación

Para terminar, considero que, pese a las graves consecuencias en materia socioeconómica a raíz de la crisis sanitaria que venimos atravesando, las personas estamos tomando más conciencia sobre la posibilidad de adquirir bienes y servicios por medios digitales (e-commerce).

Hoy en día volvemos hablar del dinero digital como una solución para la inclusión financiera, e incluso hay expectativas para que este año contemos con un Banco 100% Digital en nuestro país[15]. El futuro es aún incierto, en Perú hemos pasado momentos muy duros y siempre nos hemos recuperado. En mi opinión, adoptar la tecnología para promover el acceso a derechos y libertades es el camino correcto para reactivar y potenciar nuestra economía, lo cual se verá reflejado en una mejora de oportunidades para todos.


[1] También se puede realizar el proceso de conversión a dinero electrónico, o lo que se conoce como cash-in, mediante transferencias electrónicas a la cuenta de dinero electrónico.

[2] Carla Trivelli también fue presidente del Directorio de Pagos Digitales Peruanos S.A. Además, fue Ministra de Desarrollo e Inclusión Social en Perú, entre 2011 y 2013.

[3]COPEME: Consorcio de organizaciones privadas de promoción al desarrollo de la micro y pequeña empresa. Véase: http://www.copeme.org.pe/Blog/el-primer-ano-de-bim-la-billetera-electronica-del-modelo-peru/

[4]Los datos de servicios suplementarios no estructurados (USSD) permiten la transmisión de información a través de una red GSM. En contraste con SMS, ofrece conexión en tiempo real durante una sesión. Un mensaje USSD puede tener hasta 182 caracteres alfanuméricos de longitud. Los datos de servicios suplementarios no estructurados permiten servicios interactivos entre una MS y aplicaciones alojadas por el operador móvil. Estos mensajes se componen de dígitos y las teclas #, *, y permiten a los usuarios obtener fácil y rápidamente servicios de información / acceso del Operador.”
Fuente: http://www.telecomspace.com/messaging-ussd.html

[5] https://retina.elpais.com/retina/2018/01/25/tendencias/1516881062_172403.html

[6] En la actualidad, la Plataforma USDD ha sido reemplazada por la App BIM Tu Billetera Móvil, disponible para celulares con sistema operativo Android y iOs, y la aplicación Messenger, por lo que, hoy en día es requisito contar con un Smartphone y acceso a internet para acceder a BIM para hacer uso de los servicios desde el celular.

[7]Presentación de BIM, nota de Agencia Noticias Andina.
Link de la entrevista: https://www.youtube.com/watch?v=Vnf2TcnoJ6Y&t=73s

[8] https://gestion.pe/economia/felaban-billetera-electronica-bim-funcionado-257832-noticia/?ref=gesr

[9] Para usar dinero electrónico existen las cuentas simplificadas y las cuentas generales, estas últimas no se sujeta a los límites de las cuentas simplificadas.

[10] Edición impresa del día 22 de mayo de 2020. Pág. 18

[11] https://www.manuela.org.pe/

[12] https://www.viabcp.com/canales/yape

[13] https://www.sbs.gob.pe/supervisados-y-registros/empresas-supervisadas/directorio-de-empresas-de-servicios-complementarios-y-conexos/empresas-emisoras-de-dinero-electronico

[14] Entrevista transmitida en vivo el 08 de mayo de 2020. Link de la entrevista: https://www.youtube.com/watch?v=oumseQv3dOg&t=1309s

[15] https://elcomercio.pe/economia/negocios/b89-primer-neo-banco-empezaria-a-operar-en-el-peru-en-diciembre-de-este-ano-banco-digital-sbs-challenger-banks-tarjetas-de-credito-debito-cajas-noticia/

- Aviso Publicitario-
Carlo Palomino
Bachiller por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM). Con interés en Derecho Digital y Nuevas Tecnologías. Suscribo la frase: “El conocimiento es útil en la medida que se comparte”. Contacto: carlo.palomino19@gmail.com

Similares

1,831FansMe gusta
443SeguidoresSeguir
70SeguidoresSeguir

Suscríbete

*Todos los campos son requeridos
es Spanish
X